26.3.07

El proceso

En "El Proceso" que escribió Kafka, el señor K. se enfrenta a un proceso judicial del que no conoce la acusación, ni las leyes que se aplican, ni quién es el acusador. No sabe, ni siquiera, la composición del tribunal que lo juzga.

La confusión y la falta de certezas son una constante en la obra (y quizás también en la vida) de Kafka, y el lector que se sumerge en estos textos comparte la desazón y la sensación de incertidumbre de sus protagonistas, ansiosos en muchas ocasiones de hacer lo que deben, pero incapaces de encontrar el camino correcto por las trabas que entre unos y otros les ponen.
El presidente Zapatero representa la viva imagen de estas fuerzas oscuras que impiden seguir el lógico flujo de los acontecimientos, de conocer cuanto sucede a su alrededor, precisamente por ser uno de los instigadores del proceso. Con Rubalcaba como ideólogo principal y Zapatero como escaparate, las cuestiones más importantes de la política "antiterrorista" de este gobierno no son conocidas por parte de los ciudadanos sino que se van deduciendo de un modo aproximado de las consecuencias que se derivan de ella.

Vamos entrando en la dialéctica del "proceso", para ir comprendiendo la diferencia entre "suspendido" y "roto", entre "permanente" y "definitivo", entre "diálogo" y "negociación". Y en esa semántica vamos también comprendiendo la sinonimia entre "derecho a decidir" y "autodeterminación", "agentes políticos" y "representantes de terroristas", "alto el fuego" y "asesinatos".

Del proceso conocemos poco. No sabemos cuándo empezó, ni cómo. No sabemos si está roto o sigue vivo. No sabemos si hay compromisos adquiridos o no. Pero sabemos que a Otegi le han retirado los cargos, y a De Juana le han concedido la prisión atenuada en su domicilio. Y sabemos que Batasuna está segura de que participará en las elecciones municipales dentro de dos meses. Y que las víctimas son denostadas por el gobierno, y se cuidan de enfadar a los terroristas.
Como K, cuando entramos en el juego de intentar desentrañar aquello que deliberadamente nos ocultan, sólo podemos hacer cábalas y dar por entendido lo que es únicamente un tunel de oscuridad. La oscuridad que nuestro gobierno ofrece a quienes le han dado la posibilidad de gobernar. La oscuridad que ofrece a los ciudadanos.

A nosotros.

No hay comentarios: