23.5.07

La decisión sobre Irán (II)

El Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) ha remitido finalmente al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas su último informe sobre el programa atómico iraní, en el que se indica, como era previsible, que Irán ha hecho caso omiso de las exigencias de la ONU en materia nuclear y ha intensificado su programa de enriquecimiento de Uranio. El Consejo había advertido a Teherán de que si no se cumplía lo mandado se adoptarían las medidas apropiadas según el capítulo de la Carta de Naciones Unidas dedicado a amenazas a la paz, su quebrantamiento o a actos de agresión, esto es, a acciones de guerra.

Es el momento de la ONU para tomar una decisión. Es el momento en que debe impedir su parálisis y demostrar que el máximo organismo supranacional es, también en la práctica, necesario y útil. Es hora de que actúe por sí misma y deje de limitarse a gestionar las situaciones que otros provocan. Es el momento de anticiparse a los Estados Unidos de América y de exigir a sus Estados miembros un pronunciamiento claro e inequívoco acerca de su postura en este conflicto.

Ha pasado el tiempo de la confianza y la diplomacia, y llega el tiempo de las difíciles decisiones. Y es ahora. Dentro de dos años, cuando todo haya pasado, será muy fácil opinar.

No hay comentarios: