21.5.07

Primero vinieron por los Populares...

Martin Niemöller fue un pastor luterano alemán que fue apoyando los pasos que daban los nazis en la Alemania de los años 30 hasta que la persecución y la barbarie le tocaron de cerca. Fue en ese momento cuando escribió su conocido poema “Cuando los nazis vinieron por los comunistas”. En él confiesa que no protestó ni se rebeló cuando el movimiento nacionalsocialista cargaba contra comunistas, judíos o sindicalistas porque no pertenecía a esos colectivos, y que fue cuando la sinrazón le apuntó directamente cuando se dio cuenta de que nadie le defendía tampoco a él.

Cuando el gobierno socialista (y su apoyo nacionalista) cargó contra el Partido Popular para marginarlo y expulsarlo del debate político (en el parlamento no se puede hablar del 11M y no se debaten las propuestas de los populares sobre ETA) muchos miraron para otro lado, justificaron la medida e incluso se atrevieron a pedir un "cordón sanitario" para aislarles. Cuando el gobierno socialista, su apoyo nacionalista, y los gobiernos nacional-socialistas o social-nacionalistas de algunas autonomías cargaron contra quienes desde algunos medios de comunicación denunciaban los errores, mentiras y excesos del gobierno (trataron de cerrar la COPE en Cataluña, denuncian la invalidez de las revelaciones de El Mundo...), fueron muchos también quienes dijeron que había que hacer entrar en vereda a quienes "abusan" de la libertad de prensa. Cuando el gobierno se enfrentó a quienes dentro del Partido Socialista defendían que no se debía negociar con ETA y que había que volver al pacto con el PP, esos mismos acusaron a los "disidentes" de colaborar con el partido infecto y de ser de derechas (lo cual, automáticamente los despoja de derechos de opinión). Cuando una facción de los propios nacionalistas del PNV criticaron la política antiterrorista (si existiese) del Presidente del Gobierno, también se les apartó del debate político, agarrándose a quienes apoyan el proceso, y por tanto, en su lógica perversa, la Paz. Y también se justificó.

Al final les tocará a los actores, músicos y otras gentes de buen vivir cuando haya que cerrar el grifo de las subvenciones o cuando caigan en la cuenta de la deriva del país. Entonces no encontrarán, descendidos de su atalaya, quien pueda defenderlos al haber sido anulados todos los que no comulgan con las ruedas del molino Zapatero.

Será entonces cuando veamos a la familia Bardem comenzar con un "Primero vinieron por los Populares y no dije nada porque yo no era Popular..."

2 comentarios:

Calandria dijo...

Pero no lo vamos a permitir. Le invito a que se una a las concentraciones de mañana. Tenemos voz para protestar por los atropellos que se están cometiendo. Las palabras son muy hermosas en tiempos democráticos, pero cuando la indignidad y la mentira campan por sus respetos por todo el país, sólo nos queda pedir responsabilidades e informar a la gente.
"Ya no podemos hacer más. Ustedes, nuestros conciudadanos, tienen la palabra. Si refrendan electoralmente lo que hasta ahora se viene haciendo, sólo nos queda salir a la intemperie y buscar refugio dónde sea."
Saludos. Espero verles mañana

Bertoldina dijo...

Pero no lo vamos a permitir. Le invito a que se una a las concentraciones de mañana. Tenemos voz para protestar por los atropellos que se están cometiendo. Las palabras son muy hermosas en tiempos democráticos, pero cuando la indignidad y la mentira campan por sus respetos por todo el país, sólo nos queda pedir responsabilidades e informar a la gente.
"Ya no podemos hacer más. Ustedes, nuestros conciudadanos, tienen la palabra. Si refrendan electoralmente lo que hasta ahora se viene haciendo, sólo nos queda salir a la intemperie y buscar refugio dónde sea."
Saludos. Espero verles mañana.
¡A la calle! Ha llegado la hora.