1.6.07

Historia del proceso

Los objetivos de ETA han estado claros desde siempre: quieren la independencia de lo que ellos llaman Euskal Herria, región imaginaria formada por la actual Comunidad Autónoma Vasca, Navarra y el País Vasco francés. Quieren el control político y social de estos territorios y quieren a sus presos en la calle. Para conseguir estos objetivos recurren a la estrategia terrorista: amenazas, extorsión, secuestro y asesinato. En esta legislatura han realizado significativos avances para sus objetivos.

Se habían marcado como hitos intermedios el aislamiento del Partido Popular y las víctimas del terrorismo, la vuelta de Batasuna a las instituciones, la liberación de los primeros presos, el desplazamiento de UPN del gobierno navarro y su sustitución por otro gobierno pro-anexión o la creación de un organismo político mixto entre el País Vasco y la comunidad foral.

El camino ha sido el siguiente:

En noviembre de 2004, Batasuna-ETA organiza un acto político en el Velódromo de Anoeta en el que plantean una propuesta para lo que ellos llaman "superación del conflicto". Consiste en la formación de dos mesas de negociación: la primera entre el gobierno y ETA, para hablar del cese del terrorismo y de los presos de ETA; y la segunda entre los partidos políticos, al margen de las instituciones, incluyendo a la ilegal Batasuna y excluyendo al PP, para hablar de independencia y anexión de Navarra (ellos lo llaman autodeterminación y territorialidad).

El gobierno de Zapatero acepta el envite planteado por los terroristas así que para preparar las negociaciones del gobierno con ETA, el PSOE presenta una resolución en el Congreso que avale las reuniones con la banda terrorista aunque matiza que deberían ser "en ausencia de violencia".

En marzo de 2006 ETA declara un "alto el fuego permanente" aunque sigue extorsionando a los empresarios y Patxi López inicia los contacto para crear la mesa de partidos, incluyendo reuniones con la ilegal y terrorista Batasuna. Los miembros del PNV también se reúnen con Batasuna.

En el verano de 2006 dos policías avisan a ETA de que se prepara una operación contra su aparato de extorsión. Se investiga incluso que la llamada partiese del propio PSOE. Finalmente 12 miembros de ETA son detenidos.

Aunque Zapatero se había comprometido a convocar el Pacto Antiterrorista antes de iniciar ningún proceso de diálogo con ETA, e incluso a hacerlo en el Congreso, fue en los pasillos de este edificio, y ante los periodistas, donde el Presidente anuncia el inicio del diálogo con ETA. Rubalcaba asegura que el alto el fuego es real pero los hechos le desmienten ya que sigue la extorsión y la kale borroka rebrota en Navarra. De Juana Chaos, el terrorista más sanguinario, se pone en huelga de hambre para presionar al gobierno y obligarle a que lo excarcele.

Las víctimas del terrorismo celebran manifestaciones multitudinarias en toda España para oponerse a lo que consideran una humillación y una rendición ante los terroristas. Serían varias las concentraciones en las que se llegan a congregar a más de un millón de personas según la Comunidad de Madrid.

ETA realiza en septiembre un acto para seguir defendiendo la 'lucha con las armas en la mano' y roba 350 armas en Francia. El Presidente dice que habrá consecuencias, pero no las hay. El proceso sigue y unos encapuchados tratan de quemar vivos a dos policías nacionales en Bilbao.

Un fiscal renuncia a representar al Ministerio Público por presiones de sus superiores para que rebaje la petición de condena de 96 años para De Juana Chaos por amenazas terroristas. Sería la primera de las innumerables decisiones polémicas de la fiscalía. Zapatero considera que este caso supone una traba para el Proceso. La Audiencia Nacional condena a De Juana a 12 años de cárcel, y desde el PSOE se indica a la justicia que debe tener en cuenta el momento en que emite sus sentencias, es decir que no debe ser independiente y que debe estar sometida, al menos en parte, al poder político. El Tribunal Supremo rebaja la condena de la Audiencia Nacional a De Juana y la deja en 3 años.

En un nuevo giro de la Fiscalía, el Ministerio Público considera ahora que no hay pruebas que demuestren que las Herriko Tabernas sean de Batasuna. Al cabo de unos días, vuelve a cambiar de criterio en otro caso y pide el sobreseimiento del caso Egunkaria. Ya había cambiado de criterio para permitir a Otegi eludir la prisión en marzo, pero no sería la última.

ETA se envalentona y urge al gobierno a cumplir los compromisos adquiridos con ellos, y no sería la última vez que lo hiciese. Otegi dice que el proceso es inviable pero Zapatero, unos días después, se muestra optimista a pesar de haberse encontrado un zulo de ETA. Al día siguiente de sus declaraciones en las que profetizaba que en 2007 estaríamos mejor, la banda terrorista asesina a dos ciudadanos ecuatorianos mediante una bomba en el aeropuerto de Barajas.

Muchas horas después del atentado, Zapatero abandona su descanso en Doñana y comparece ante los medios, que por tres veces le preguntan si considera roto el proceso, y por tres veces, como San Pedro, se niega a considerarlo de ese modo. Solo logran los periodistas sacarle un "suspendido" para definir el estado del proceso.

El aislamiento al PP, que ya se había iniciado antes, se hizo más patente en enero de 2007, cuando el gobierno pactó en el Congreso con los grupos minoritarios no debatir propuestas del PP sobre ETA, en una nueva muestra de la falta de talante democrático de Zapatero. Como en la dictadura bolivariana chavista, si no hay oposición, es más fácil hacer gobierno. Gobierno totalitario, se entiende.

En marzo, tras no presentarse Arnaldo Otegi en la Audiencia Nacional para ser juzgado, tras detenerlo en su domicilio y trasladarlo en avión a Madrid, la Fiscalía en un nuevo episodio de su entrega total y de la dejación de sus funciones, retira la acusación contra el dirigente batasuno con lo que el tribunal se ve obligado a absolverlo por no haber acusación, aunque había pruebas suficientes contra él.

A pesar de los muchos desmentidos del PSOE para asegurar que Batasuna no concurriría a las elecciones autonómicas y municipales del 27 de mayo, los etarras pudieron presentarse a través de ANV, un partido que formó parte de la coalición creadora de Herri Batasuna.

A pesar de lo que dice su programa electoral, que asegura que apuestan por que Navarra siga siendo una Comunidad Autónoma, el PSN se plantea aliarse con quienes quieren anexionarse al País Vasco para poder gobernar, a pesar de ser solo la tercera fuerza más votada.

Batasuna ya gobierna varios ayuntamientos y es clave en otros. Navarra probablemente sea gobernada por una coalición del PSOE y Nafarroa-Bai, nacionalistas anexionistas. Las víctimas no han sido escuchadas, al Partido Popular no se le permite debatir cuando habla de ETA en el Parlamento de España y De Juana Chaos, el sanguinario, recibe el alta médica cuatro días después de las elecciones y se marcha a su casa sin cumplir el resto de su condena. La fiscalía, por su parte, vuelve a salir en defensa de Otegi, que se ha convertido ya en intocable.

Enhorabuena, Zapatero. La historia reconocerá tu papel.

2 comentarios:

Á. Matía dijo...

Madre mía, lo llevas al día esto del proceso, ¿eh?

El Cerrajero dijo...

La realidad del llamado 'proceso de pazzzzz' no es más que la estrecha colaboración entre los del P$o€ y los de €TA/Bata$una.

Así todo queda en familia.