13.6.07

Zabaletadas

A Patxi Zabaleta, fundador de Herri Batasuna, y dirigente hasta hace poco de esa rama recientemente ilegalizada de la banda terrorista ETA, le parece que Rajoy se comporta de forma antidemocrática. Al señor Zabaleta, que militaba en Batasuna y ocupaba cargos públicos en las filas de la organización política de los terroristas que asesinaron a Gregorio Ordoñez, le parece que supone un sabotaje y que es antielectoral que el Partido Socialista pacte con Unión del Pueblo Navarro para gobernar en la Comunidad Foral.

UPN obtuvo el 42% de los votos en las recientes elecciones autonómicas, lo que le mantuvo, con diferencia, como la fuerza política más votada. En esas elecciones, Zabaleta, con su partido Aralar, acompañado por PNV, Eusko Alkartasuna y Batzarre, reunidos todos en la coalición Nafarroa-Bai, obtuvo el 23,7% de los sufragios, superando en poco más de un punto a los socialistas navarros.

Este sujeto, que no debe tener claro que el 42,2% es más que el 23,7%, opina que la intención de UPN de formar gobierno con el PSN es ir en contra de la decisión de los electores navarros. Su compañera Barkos, candidata a alcaldesa de Pamplona va un poco más allá y califica de aberrante que Rajoy pueda influir en el pacto de gobierno que se forme finalmente en Navarra.

Mientras tanto, los socialistas que en esta legislatura se han caracterizado por decir una cosa y la contraria, pues un día dicen que Navarra votó cambio, y otro que quieren gobernar con UPN. Eso sí, con su candidato, el de la tercera fuerza política en número de votos, como Presidente, gracias a la "generosidad" de los populares.

Trasladando los datos de Navarra al Congreso de los Diputados, e invirtiendo los resultados para los partidos, nos encontraríamos a un PP con 81 escaños pidiendo al PSOE, con 148, que permita a Rajoy ser presidente, por generosidad.

La hipotética respuesta del PSOE no merece mayor explicación o comentario, pero seguro que se estarían riendo toda la legislatura.

Algo no funciona en el sistema cuando los partidos políticos perdedores de unas elecciones tratan de convencer a los ciudadanos de que es antidemocrático que quienes han ganado esos comicios, con mucha diferencia, intenten formar gobierno.

3 comentarios:

Butzer dijo...

Me parece de lo más normal que UPN con el 42% busque formar gobierno. Coincido totalmente contigo.
La coalición Nafarroa-Bai me da impresión de inestabilidad, no solo para Navarra sino dentro de sus filas. Dentro de dicha formación están mezcladas las "churras con las merinas". Creo en los pactos entre democrátas de izquierdas y derechas estableciendo líneas generales. Pero han querido abarcar tanto y desde puntos ideológicos tan diferentes, que por mucho que sea la segunda fuerza más votada dudo que se pusieran de acuerdo a la hora de gobernar.
Sino se ponen de acuerdo entre ellos, como se van a poner con los no nacionalistas.

El Cerrajero dijo...

Vivimos en una sociedad enferma.

En ninguna democracia del mundo se toleraría un porcentaje tan alto de tarados y enfermos nazional-sociali$tas.

Y lo peor aún está por llegar.

¿Has visto a Tardá diciendo que el que hace treguas-trampa es Rajoy?

Pache dijo...

Lo de tardá recuerda a Boris Izaguirre diciendo que ETA se estaba comportando de un modo mucho más democrático que el PP. Lo lamentable es que, al fin y al cabo, Izaguirre es un showman conocido por desnudarse en televisión, y Tardá es un representante de los ciudadanos, democráticamente elegido. Pero claro, qué vamos a esperar de los miembros de un partido que pactan con ETA treguas parciales y vergonzantes a espaldas de sus propios socios de gobierno y que cuentan entre sus dirigentes con personas como Xavier Vendrell, que cometió atentados terroristas con bombas.

Esos no van a dar a nadie lecciones de democracia.