26.5.11

Rebelión en la granja de Sol

La acampada que desde hace quince días se desarrolla en la Puerta del Sol y que se organizó de forma exquisita y envidiable durante los primeros días, está virando su rumbo hacia un movimiento lúdico, progre y antisistema muy alejado de la indigación que llevó a su constitución como movimiento cívico.

La crisis, el paro y el descontento con la clase política llevaron a una rebelión rápida que exigía a los representantes de los ciudadanos transparencia, eficacia y sumisión a la voluntad popular.

Pero como en la granja que describió Orwell, estos principios rápidamente derivaron en lo contrario de lo que se pretendía defender. En el libro, gracias a la tiranía impuesta poco a poco por el cerdo Napoleón al resto de los animales, el principio de que "todos los animales son iguales" termina redactándose de tal forma que todos son iguales "pero algunos animales son más iguales que otros". Lo de que "ningún animal beberá alcohol" termina incorporando más tarde la coletilla "en exceso", y lo mismo sucede con el resto de las premisas que inicialmente eran limpias, puras y regeneradoras.

Del mismo modo, la libertad de expresión que defendían en la #spanishRevolution se convirtió en libertad de expresión sólo para los portavoces, una invitación a callarse para todos los demás y la instalación de la censura en los comentarios de su página web.

La premisa de que se constituían como un movimiento integrador y regenerador donde cabía todo el mundo fue dinamitada con la inclusión en su manifiesto de llamadas a nacionalizar la banca, las empresas públicas previamente privatizadas y el cierre de de las centrales nucleares, por poner algunos ejemplos.

La seriedad de estar protestando y hablando de reformas políticas se fue desdibujando a medida que se retrasaban las asambleas importantes y ganaban peso comisiones delirantes como la de "espiritualidad", entre cuyas responsabilidades está la de impartir un taller de cuencos tibetanos.

Los acampados de Sol han consituído comisiones políticas, logísticas y de intendencia para permanecer en su sitio durante unos días, pero el desarrollo de una sociedad es mucho más complejo que eso, y requiere de la experiencia de los miles de años que lleva el ser humano poblando este pequeño planeta azul.

Esa experiencia ha desembocado en un sistema con imperfecciones pero bastante eficaz en el que las personas pueden sentirse razonablemente seguras, expresarse libremente y desarrollar su plan vital sin imposiciones externas.

Cierto es que la falta de empleo, las ataduras bancarias o la falta de financiación son importantes escollos con los que las personas se ven obligadas a lidiar y que enturbian el desarrollo del plan de vida deseado, pero unas viejas y huecas consignas sesenteras, el reiki y las llamadas a tumbar el sistema no mejorarán la vida de nadie.

Es imperativo que la sociedad civil reclame su espacio, que oblige a una administración hipertrofiada a devolver el protagonismo a la gente, que colabore con los poderes públicos y que les inste a actuar con seriedad y eficacia, y que pida un compromiso a todos para mejorar la situación del país.

Los cerdos de la granja tratarán de convertir una reivindicación sana y legítima en un baile de perroflautas iluminados.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Tuve un profesor en la facultad a quien admiro y respeto, y que seguro estara encantado de tener argumentos acerca de este personajillo arribista, mentiroso, manipulador e intelectualmente limitado, al cual llamais “Aznar”.

Su e-mail es:

diegolgarrido@diputado.congreso.es

El gobierno somos nosotros, por eso nos metimos en la guerra de Iraq, porque nos gustaba a la mayoría de los españoles, y las encuestas y manifestaciones lo demostraron. El unico que ha rentabilizado esa matanza es ese cerdo de Aznar ( conferencias en USA bien pagadas, contratos para su yerno Agag, en nómina de Murdoch…., ).

Hace tiempo coincidí en un lugar público con un alto dirigente del PP al que conocía de la facultad, que me me dijo convencido que eso de que el voto de un arquitecto contase lo mismo que el de un albañil era una estupidez. Me alarmó este comentario y le dije que era un nazi, y él me pidió que no alzase la voz, pues en ese lugar “le conocían”. Es muy significativo. Creo que muchos votantes del PP ( además de la gran mayoría de sus militantes ), piensan lo mismo, y no lo expresan en público a no ser que se sientan en un entorno “seguro”.

Son conservadores en política como forma de mantener sus privilegios, e intentan por todos los medios excluir a quienes no piensan igual, pero nunca lo reconocerán públicamente. Este comportamiento cobarde e hipócrita es el que provoca que surjan dictadores ( o dictadorzuelos como Aznar ), que les hagan el “trabajo sucio” buscando la palmadita en la espalda del jefe (Bush , Trilateral, CEOE, el pederasta líder de los “legionarios de Cristo”), mientras sus allegados se “forran” después de “braguetazos imperiales con barra libre a costa del patrimonio nacional en memoria de Felipe II ”

Y todo ello con un coro ´”apolítico” de “pequeño-burgueses con complejo de lechera”.

Los etarras son unos asesinos hijos de puta, y los que , callando cuando debían haberles anulado ( y hablo de mucho hipócrita vasco ), les han permitido seguir adelante, tan asesinos como ellos, pero no se puede poner a eta como excusa para todo, que es lo que hace Aznar, por eso digo que es intelectualmente limitado.

Lo de arribista es evidente. Nunca un funcionario de clase media ha tenido tanto interés en “arrimarse” a multimillonarios en dólares ( perdón, a lo mejor es para hacerles una “paralela” ), y como ejemplos de intento de manipulación, aparte de la vivida en las últimas elecciones (en esta le pillamos), no hay mas que ver sus declaraciones como ex-presidente a medios de comunicación internacionales para desprestigiar a España y los españoles con la excusa de criticar a su gobierno.

Pero mejor que siga hablando, por una parte no puedo, como demócrata negarle la palabra, y por otra, cuanto mas lo haga, mas lejos estará el PP de formar gobierno.